Sobreprotección

“Pregúntame antes de hacerlo” “Espera a que vaya yo, que tú te caes” “Te lo hago yo que si no,  no acabamos”

¿Te identificas con estas frases?

Es natural querer proteger a los hijos, pero en ocasiones, estas conductas propias de la  personalidad de los padres, generan conductas que limitan el aprendizaje en habilidades y recursos, y dificultan el desarrollo de la necesaria autonomía y autoconfianza en los más pequeños.

A la larga, este método de crianza puede traer más problemas que beneficios para el menor, y puede afectar al el desarrollo psicológico y la autoestima de los niños, situación que puede generarles dificultades para compartir con sus compañeros, respetar reglas, participar en dinámicas, entre otras.

Es muy diferente cuidar de sobreproteger. Cuidar es darles la atención, todo aquello que necesitan para su bienestar. En cambio cuando se sobreprotege, hay una atención excesiva, un cuidado excesivo, que genera en los niños una dificultad para que generen confianza en ellos mismos.

Hay una serie de pensamientos que son comunes en los padres que tienden a sobreproteger. Y suelen repetirse en cualquier situación en la que están sus hijos.

  • Exagerar y generalizar los riesgos
  • Interpretar todo como una amenaza
  • Intentar tener un control absoluto
  • Tendencia a auto culpabilizarse
  • Menospreciar las capacidades de los hijos

Consecuencias en los niños, cargamos sus mochilas de…

  • Inseguridad
  • Miedos
  • Baja autoestima
  • Ansiedad
  • Dificultades sociales

Consejos para evitar la sobreprotección infantil:

  • Reflexiona: Aprende a controlar y a manejar tus emociones, sobre todo de temor y de inseguridad, ante los peligros que le puedan aparecer a tus hijos
  • Confía y se paciente
  • Deja que aprendan de sus errores
  • Refuérzales y valórales
  • Ayúdales con las habilidades sociales

“Los padres tenemos la responsabilidad de hacer que nuestros hijos sean independientes y responsables, de crecer con autonomía. Es importante que les demos todo el cariño, todo el amor, toda la atención que

Comparte el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Psicología

Logopedia

Psicopedagogía