MINDFULNESS (1)

Mindfulness

El Mindfulness, según Jon Kabat-Zinn es “Prestar atención de una determinada forma, a propósito, en el momento presente y sin juzgar”.

Hoy en día, nuestra sociedad nos crea una tendencia hacia el Mind Full y nunca hacia el Mindful… ¿Cuál es tu tendencia?

Alguna de las características a las que nos referimos con la tendencia Mind Full (Mente Llena) son aquellas sensaciones, hábitos o conductas que no nos dejan disfrutar de nuestro día a día, como son: la tensión física o emocional, la dificultad para concentrarse, conductas impulsivas, excesiva necesidad de control o la incapacidad para el disfrute.

Cuando hablamos de Mindfulness, no estamos hablando de mente en blanco, resignación o espiritualidad, nos referimos a la conciencia plena, en la que disfrutamos de cada momento de manera consciente, valorando y disfrutando cada momento del día para hacerlo más beneficioso para nosotros.

Esta práctica, como todos los cambios que vamos desarrollando en la vida, conlleva un aprendizaje, hoy queremos enviaros unas pinceladas sobre ejercicios para empezar a trabajar el mindfulness.

  1. RESPIRACIONES

Una de las técnicas más clásicas en la relajación, y también en el mindfulness, es la atención a la respiración profunda. Consiste en:

  • Haz tres respiraciones profundas. Coge todo el aire que puedas por la nariz y su échalo por la boca.
  • Centra tu respiración en tu barriga y observa cómo crece y disminuye.
  • Centra toda tu atención en esa zona y nota los efectos que produce el aire al entrar y salir de tu cuerpo.
  • No modifiques la respiración y sólo observa y respeta el momento.
  • Si de pronto algo te distrae (un ruido, tu pensamiento…) vuelve a dirigir amablemente la atención a donde estaba y continúa sintiendo tu respiración.

 

  1. OBSERVA TU MENTE

Nuestra mente suele desviarse y perderse porque se dedica  a trabajar en varias cuestiones a la vez, con diferente importancia y distintos valores, incluso centrándose en cuestiones que no están de nuestra mano y se empeña en lograr esos objetivos futuros. Para poder traer la mente de nuevo aquí y ahora…

Nuestro objetivo es conseguir ser más conscientes y serlo más a menudo. La influencia más poderosa que no nos deja conseguir nuestro objetivo es la cantidad de pensamientos automáticos que juzgan nuestra propia experiencia como inadecuada.

Debemos reconocer en primer lugar la realidad de la situación, sin quedarnos atrapados en la tendencia automática a juzgar o corregir el hecho que ya ha ocurrido. Las cosas han sido como se han dado, pensar en ellas sin pretender cambiarlas en forma alguna y aceptar la situación en el momento presente.

  • Centra tu atención en el momento presente, focalizándola en una cosa en concreto.
  • El momento presente no es más que lo que está sucediendo ahora mismo, tus pensamientos te llevarán al pasado y al futuro. No te preocupes, compréndete y trata de volver al estado presente prestando atención a la focalización del presente.

Esperamos que estos consejos sirvan para la iniciación de tu conciencia plena, aquí estaremos siempre para ayudarte.

 

 

Comparte el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Psicología

Logopedia

Psicopedagogía