Aprende a querer tu cuerpo

Aprende a querer tu cuerpo

Vivimos en la cultura de la imagen, aprende a cuidar tu cuerpo… Sin darnos cuenta, todos tenemos unos estereotipos que nos guían sobre qué es lo mejor, qué necesitamos, qué nos gusta… pero ¿somos conscientes que no es así?

En esta época del año, muchas personas empiezan a sentirse más incómodas con su cuerpo debido al verano ¡Bendita época! Pero también nos trae algunas que otras inseguridades… Nos encantan los días de sol, playa, descanso, chiringuito, amigos y más planes, pero también nos aparecen pensamientos respecto a nuestro físico, empezamos a analizar nuestro cuerpo y en muchos casos no para bien… “estoy gorda/o”, “no consigo estar morena/o”, “tengo más pierna de lo normal”, “no me queda bien este bikini sin pecho”, “las marcas de mi cara no me permiten estar cómoda/o en la playa sin maquillaje”.

Pocas personas quieren al 100% su cuerpo, en muchos casos un pequeño defecto que no vemos más que nosotros mismos, nos dificulta querernos como nos merecemos.

¿Cómo podemos querernos un poco más?

 

  • Acéptate cómo eres. Tu cuerpo eres tú. Párate frente al espejo, observa tu cuerpo y tu cara. Cierra tus ojos y respira profundamente. Mira todo tu cuerpo y escucha tus juicios y críticas. ¿Pensarías de esa manera de alguien que quieres? ¿Le dirías eso a alguien que es importante para ti?

 

  • ¿Cuáles son tus rasgos más bonitos? Analízate, busca las partes que más te gusten de ti. Remárcalas y haz que te ayuden a sentirte mejor contigo.

 

  • Cambia lo que no te gusta. Seamos realistas, siempre hay cosas que no nos gustan de nosotros mismos. Si nos preocupan… ¡hagámoslo de manera activa! Actuemos en la medida de lo posible, si no nos gusta un rasgo de nuestra cara aprendamos a disimularlo con maquillaje, si no estamos cómodos con nuestro peso, vayamos a un nutricionista. ¡Actuemos!

 

  • Cuida tu imagen. Pero cuida tu imagen para ti, dentro de tus criterios y elecciones. ¿Qué pelo te gusta? ¿Qué camiseta? No te dejes arrastrar por estereotipos y analiza que es lo que TÚ quieres. Ponte tu camiseta, tu peinado y siéntete cómoda contigo misma.

 

  • No te inundes de RRSS. Sí, estamos en la era de las RRSS, lo estamos leyendo en una RRSS pero… ¡prudencia! No todo es verdad, no es todo como lo vemos y por supuesto, los cuerpos y la belleza tampoco, seamos realistas una vez más y no nos ceguemos con esa visión menos real de las personas.

 

  • Ser atractivo es una actitud. Siempre vamos a tener cosas que nos gusten más o menos pero si las aceptamos y trabajamos en la medida de lo posible en ellas, nuestra actitud hará el resto. No te escondas y muéstrate. ¡Tu seguridad hará el resto!

 

Más allá de lo impuesto en esta sociedad, cultura y las redes sociales, debemos de ser conscientes que nuestro cuerpo es la máquina que más nos ayuda a desarrollar nuestros días y nos ayuda a conseguir nuestras metas.

¡Debemos agradecérselo y valorarlo!

 

Si necesitas ayuda estamos aquí para ti.

Comparte el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Psicología

Logopedia

Psicopedagogía